Article

Luis Ayala en ‘Minutos con’

Luis Ayala, el lateral de LDU ¡hubiese sido doctor o ciclista!


Graduado del colegio como químico-biólogo y proveniente de una familia de ciclistas, Luis Ayala, defensa de Liga de Quito muestra sus otras facetas a Soy Leyenda. Cuenta que la cuarentena le ha ayudado mucho a mejorar en lo personal y profesional.

«Esta profesión te hace estar ausente por las concetranciones y viajes con el equipo. Ahora me he dado tiempo para corregir errores puntuales y analizar los aspectos en los que fallaba en los partidos y con mi familia he forjado lazos más fuertes.

Ayala tiene una pequeña hija de 6 años, Romina, y como padre se describe: responsable y cariñoso, pero a la hora de imponer el orden no le tiembla la mano, pues ese fue el ejemplo que recibió en su casa. «Tuve buenas enseñanzas y amor de mis papás, pero me regañaban cuando debían hacerlo y así trato de ser con mi hija».

Ayala también tiene sus momentos de distracción, como todos, y se ha ‘enviciado’ con el play, su compañera de juegos es su hija, «a cada rato me dice, ¡papi, papi, juguemos con el play! Me gusta mucho y más porque es con ella».

En cuantos a los ‘pecaditos’ a la hora de comer el defensa ‘pierde la marca’ por el encocado mixto, «eso es lo que me cuesta porque ahora en Liga, con el nutricionista, cada dos días chequean el peso y porcentaje de grasa. Pero por lo menos una vez al mes me doy el gusto, es mi plato favorito y soy feliz cuando lo como».

A pesar de su amor por el encocado Luis siempre ha resaltado por su buen físico y al preguntarle por algún superpoder que quisiera tener la respuesta va en esa dirección. «Mi poder sería la fuerza. Siempre me ha gustado dar un extra en el gimnasio, una carga o ejercicio adicional en los entrenamientos, etc. En Independiente del Valle mi gran amigo era Luis Fernando León, él siempre me molestaba con eso, me decía: «ya para, anda duerme. Anda a tu casa».

Y aunque parezca extraño, por su amor al entrenamiento físico, Luis afirmó que si no no jugara al fútbol sería doctor. «Mis padres siempre trabajaron duro para poder sacarme adelante y me inculcaron que los estudios son importantes en la vida y por eso creo que hubiese sido doctor. Era mi sueño. Me gradué de químico-biólogo en el colegio. Tengo planeado estudiar medicina y darle ese ejemplo a mi hija».

El ciclismo, su otro amor

Luis Ayala reveló otras de sus pasiones deportivas. «Del lado de mi madre les encanta el ciclismo. Tengo un tío que corre prácticamente profesional. En esta cuarentena aprovechamos y recorrimos 76 kilómetros con mi familia». De pequeño su abuelo lo sacaba tempranito en las mañanas a montar bicicleta o a trotar, ¡Luis párate vamos a ciclear!, le decía… Creo que por eso también siempre ha tenido buena forma física.

El lateral, con apenas unos nueve meses de haber llegado a Liga, ha hecho una gran amistad con José ‘el Choclo’ Quintero, con quien dice, además, visitan la misma iglesia. «En una de las reuniones que tuvimos me tocó orar y mi petición fue quedar campeón con Liga de Quito, no pudimos en la LigaPro, pero sí se me dio la Copa Ecuador y la Recopa. Esa es una anécdota muy linda que tengo con ‘el Choclo'».

Además de ser su mejor amigo en Liga, ‘el Choclo’ es el más divertido del equipo, según Ayala. «Él siempre está alegrando el grupo, es muy positivo. Y en cuánto al más callado hace referencia a Carlos ‘el Chavito’ Cruz. «Se la pasa en silencio, es muy reservado pero es una excelente persona y gran futbolista y aporta mucho al grupo».

«Estoy en LDU, uno de los mejores del país, prácticamente aquí -Ecuador- ya no me queda nada».

Un sueño por alcanzar

«Soy de una parroquia que se llama la Esperanza en Ibarra, Imbabura. Quiero comprar una casa de campo allá y poder volver a donde nací y también hacer una carrera universitaria porque esto -el fútbol- máximo te da 12 años. Esa es sería mi meta a largo plazo».


¿Les gustó el contenido? Recuerden compartirlo con sus conocidos, amigos y familiares.

69 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *