fbpx

Article

Dajomes

Un recibimiento pletórico

“Las voces del público resonaban en la tribuna, mientras se transformaban en una única voz que resaltaba en el ambiente nocturno, una voz de agradecimiento, la voz del pueblo”.


El encuentro debió haber empezado a las 17h00,  pero se aplazó unas horas por un suceso inesperado. Walter Llerena, uno de los entrenadores de las hermanas Dajomes, tuvo un retraso en el arribo a Quito; por ende, la caravana honorífica tuvo que esperar a Llerena para empezar su trayecto. Las hermanas Dajomes tienen mucho aprecio por Llerena; por lo tanto, no iban a apartarlo de su recorrido rumbo al Olímpico Atahualpa, en donde, público, prensa, autoridades y logística aguardaban acompañados del típico frío quiteño.

Transcurrían las horas esperando a las campeonas olímpicas, la atmósfera deportiva se cubría de música ochentera, rock en español y más tarde, la música para alentar a la selección de fútbol se tomaba los parlantes, repitiéndose constantemente, hasta que terminó cansando a una parte de los presentes. La prensa, mientras tanto, se mantenía ocupada preparando cámaras, audio y luces.

“La caravana salió del aeropuerto”, dijo el animador del evento en tarima, “la caravana está recorriendo Tababela”, “la caravana estará en pocos minutos”, y así sucesivamente hasta que las campeonas llegaron a Quito. El evento se había aplazado por 2 horas, la impaciencia se evidenciaba, pero la alegría se percibía en todo momento.

En la pantalla principal, se proyectaba el trayecto de la caravana, y cuando por fin se anunció su llegada al estadio, la música mermó por un instante para cambiar la tonada. Al ritmo del grupo ecuatoriano “La Vagancia”, se recibía a Neisi, Tamara, Angie y a sus respectivas familias. Se armó un espectáculo encima de la tarima, lleno de saltos, abrazos y cantos. Los flashes de las cámaras de la prensa hacían otro espectáculo. El contexto era pletórico.

Jefferson Pérez, quien es un hito en la historia del deporte mundial, estuvo presente entre los invitados, cuando la gente se dio cuenta de su presencia, no dejaban de aplaudir. Pérez subió a la tarima y se sentó en la mesa principal junto a las campeonas y autoridades. Posteriormente, el animador del evento dio paso a las palabras de las deportistas.

“Que se nos de el apoyo, que se nos de todo lo que nosotras necesitamos para poder cumplir nuestras metas, nuestros objetivos”, declaró Angie Palacios, hermana de Neisi Dajomes, quien se quedó con el sexto lugar en Halterofilia y así consiguió un diploma olímpico. Recalcó que necesitan que se les de lo que ellas necesitan sin necesidad de que ellas lo estén pidiendo, porque se aproximan, dentro de 3 años, nuevamente, los Juegos Olímpicos.

Hermanas Dajomes y Tamara Salazar

“Las buenas energías que nos mandaron desde nuestro país hasta Tokio, estoy muy contenta, muy agradecida con el pueblo ecuatoriano, porque esas pesas que alzamos, alzamos con todos ustedes”, detalló con aires nostálgicos Tamara Salazar, quien consiguió la presea de plata en Halterofilia. Las banderas de la provincia del Carchi, lugar del cual ella es oriunda, flameaban en la tribuna.

“Yo creo que no me alcanzaría la noche para decir todo lo que siento en este momento, nunca pensé que una medalla olímpica me iba a cambiar tanto la vida y muchísimo menos imaginé tener esta acogida de la gente, de todo el pueblo ecuatoriano y (se ríe nerviosa), la verdad, es que me siento muy contenta, muy agradecida. Esta medalla costó muchos años de trabajo, años y días de lágrimas, pero la logramos, la conseguimos y es también por ustedes mi Ecuador”, dijo Neisi Dajomes, quien ganó el oro olímpico en Halterofilia, convirtiéndose en la primera atleta ecuatoriana en conseguir una presea olímpica. El entorno se tornó de aplausos y júbilo.

Luego de las palabras de las históricas deportistas, tuvieron espacio de verba las autoridades presentes. En dicho espacio se otorgó reconocimientos materiales y económicos a las atletas, a manera de agradecimiento (un auto, un viaje, becas universitarias (USFQ) completas, financiamiento para una casa, entre otros). Para finalizar el evento, hubo pirotecnia, acompañada de música, a manera de tributo por las hazañas cosechadas en tierras niponas.

A pesar de que se hagan reconocimientos, conmemoraciones, tributos, etc., no se podrá dar un agradecimiento pleno que compense todo el orgullo que un país entero siente. Los atletas ecuatorianos han consolidado la mejor participación de Ecuador en los Juegos Olímpicos. Tres deportistas de nuestra delegación (Richard Carapaz, Neisi Dajomes y Tamara Salazar) se han catapultado al Olimpo, un lugar privilegiado al que pocos llegan. Lo que está suscitándose en la historia deportiva contemporánea y mundial es el HITO ECUATORIANO.

GRACIAS TOTALES LEYENDAS

 

TE PUEDE INTERESAR

Luisa Valverde, tercer diploma olímpico ‘Tricolor’

867 views

Comments (2)

  1. Pingback: Ecuador con pie firme: Marchistas siembran futuro - SoyLeyendaPlus

  2. Felicitaciones a las Hermanas Dajomes y Tamara Salazar por dejar en alto el nombre de su país. El esfuerzo trae resultados y ellas lo demostraron. Que Ecuador entienda este mensaje y pueda darles el apoyo que tanto necesitan para los próximos Juegos Olímpicos!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.